Blog & Novedades

Martes de Músicos – John Williams

2016 AFI Life Achievement Award Gala Tribute to John Williams

Desde hoy y todos los primeros martes de cada mes voy a escribir sobre algún músico, especialmente compositores y productores, que me han marcado de alguna forma. Empiezo por uno de los que más me ha influenciado: el compositor de música para películas John Williams.

Voy a hablar desde lo personal, especialmente porque biografías y datos de John Williams hay por montones. Lo primero es que, para mi y muchos que nacimos a fines de los setenta y principios de los 90, John Williams es probablemente la encarnación del paradigma de lo que es la «música de películas», al menos la de Hollywood. Esa música épica, orquestal, colorida, energética y muy, muy melódica.

Porque si hay algo que caracteriza a la música de los éxitos de taquilla de los ’70s, ’80s y ’90s es que tienen música muy melodiosa y recordable. Y el rey indiscutido de eso era John Williams.

La Guerra de las Galaxias; Superman; Indiana Jones; E.T.; Tiburón; Parque Jurásico y La Lista de Schindler, son títulos que marcaron cada una de sus décadas, y John Williams tuvo mucho que ver con eso. Las melodías recordables permean sus películas y las hacen memorables.

En lo personal, todas las Guerra de las Galaxias originales me marcaron a fuego, especialmente en lo musical, y fueron determinantes en mi interés por la música orquestal (junto también, curiosamente, a 2011 Odisea en el espacio, gracias a «Así habló Zaratustra»). Una de las formas que aprendí música, antes de estudiar formalmente, fue transcribiendo algunos temas de La Guerra de las Galaxias y tratando de descubrir qué instrumento hacía qué línea o armonía. Por esa investigación, aprendí muchísimo. Años después comparé esas transcripciones con las ediciones oficiales, y no andaba muy perdido. A lo más, faltaban algunos instrumentos que difícilmente iba a escuchar, especialmente sin entrenamiento auditivo.

En mi opinión, y de lo que escuchado, que no es todo, la música de John Williams brilla con fulgor enceguecedor entre Tiburón (1976) y Parque Jurásico (1993). Sus scores son dinámicos, llenos de energía, creatividad y muy, muy «oreja». Llevan el ritmo de las películas a otros niveles.

Hay una anécdota que cuenta el mismo Williams: para la secuencia final de E. T. el extraterrestre, desde la escena de las bicicletas hasta que ET se va en la nave, Williams y la orquesta tenían muchos problemas para seguir el ritmo de la película en la pantalla, acertarle a los puntos de acción marcados. La música era compleja, rápida. Estuvieron todo un día grabando esa música, sin éxito hasta que Spielberg le dice a Williams que olvide la proyección; que grabe sin la película de referencia, que la orquesta toque como le fluye, y él montará nuevamente esa secuencia con la música como referencia; cosa que rara vez se hace, por cierto. El resultado es una de las secuencias más emocionantes y entretenidas, y sin duda es el resultado del ritmo musical que le imparte Williams y la orquesta.

Después de Parque Jurásico y el enésimo Oscar con La Lista de Schindler, en mi opinión tanto Spielberg como la música de Williams se hacen más banales, más lugar comun, en general. Además, otras tendencias musicales empiezan a emerger en Hollywood, encabezadas principalmente por Hans Zimmer y un giro a lo más rítmico. Me da la impresión que Williams trata de adaptarse a esto (o los productores se lo piden), sin lograr algo muy destacable. Minority Report, La Guerra de los Mundos, por ejemplo, son películas con música no muy memorable, aunque no por eso dejan de ser buenas. Es en películas con harta melodía donde vuelve a brillar: las precuelas de La Guerra de las Galaxias, Harry Potter, de las que recuerdo.

Por cierto – algo que me gusta(ba) de los álbumes de la música de películas de John Williams es que estaban organizados y editados de manera musical y no necesariamente de manera cronológica según la película. Por ejemplo, en el álbum original de La Guerra de las Galaxias original, la pista «The Last Battle» junta cuñas musicales del enfrentamiento en los calabozos de la Estrella de la Muerte, la escena justo antes que los soldados de asalto ataquen al Halcón Milenario en Mos Eisley, y el ataque a la Estrella de la Muerte al final de la película. Musicalmente, hace un montón de sentido, y escuchar el álbum es escuchar una obra, no la banda sonora de una película. Eso se perdió, según yo, cuando lanzaron las «Ediciones Especiales» el año 97.

Les dejo una playlist con algunos de mis temas favoritos de John Williams. Está desvergonzadamente cargada a las varias Guerra de las Galaxias. Según, yo es donde más ha brillado John Williams.

PD: En Spotify están los álbumes originales y no los del 97. Cosas de licencias.

Te puede interesar:

Martes de Músicos – John Williams

Copyright © 2018 Alvaro Medina García